martes, 4 de noviembre de 2008

365 PINGÜINOS

Es este un libro de gran formato dedicado a los niños más pequeños, pero que también encandila a los mayores, sobre a todo, por el humor con el que está tratado el mensaje ecologista.

Y es que éste podría ser llamado "el libro de las exageraciones", ya que todo él es pura hipérbole: su tamaño, sus pingüinos y, sobre todo y aunque sea "incorrectamente político" decirlo, las consecuencias que tienen para una familia los afanes ecologistas de uno de sus miembros.

Imaginaos que desde las nueve de la mañana del día uno de enero un mensajero llama cada día a vuestra puerta, durante todo un largo año, para dejaros "un pingüino". Os diréis: es una broma. Pero no. Con el pingüino viene, además, una nota que pide que le demos de comer cuando tenga hambre.

Y a partir de ese momento llegarán, uno tras otro en secuencia diaria, un segundo pingüino, un tercero, un cuarto, ... a los que hay que alimentar, poner nombre, entretener, almacenar, limpiar... hasta convertir nuestra vida en una especie de pesadilla del cálculo y la medida: ¿tendremos bastante dinero para darles de comer? ¿dónde les guardamos? ¿cómo podemos librarnos del mal olor que producen?... Porque lo que al principio es una sorpresa y un animalito bienvenido, se convierte con el paso de los días en una situación alarmante, insostenible, en una auténtica locura que, aunque contada con mucha gracia, todo el mundo desea que termine.

Pero entonces sucede lo que en los cuentos encadenados: la solución final se convierte en un nuevo principio y el nuevo principio en un nuevo problema, eso sí, aún mayor.

El cuento mantiene muy bien sus intrigas hasta el final: ¿Quién es el descerebrado que manda un pingüino diario a una familia? ¿Por qué la familia los acepta impasiblemente? ¿Hasta cuándo durará esta situación?

Poco a poco, con el crecimiento de la alarma, vemos cómo van cambiando las caras de los personajes. Vale la pena fijarse, sobre todo, en la de la madre, que pasa de la estupefacción al enfado y después al pavor.

Curiosamente en el cuento la empatía no es con los animalitos, como en casi todos los cuentos infantiles, sino con la familia que los recibe. Podíamos pensar: "Pobres bichos, qué mal lo pasarán metidos en una caja, qué calor tendrán fuera del polo...". Pero no, lo que pensamos es: ¡pobre familia, qué pesadilla!. Eso sí, con carcajadas, porque leído de corrido eso es lo que provoca el libro, carcajadas, y la mayor al final, que no vamos a contar para no estropear la sorpresa.

Los dibujos tienen la sencillez del cómic, en el que está entrenado especialmente uno de sus autores, el francés Jean-Luc Fromental, un periodista y guionista que también escribe libros para niños y que ha escrito los guiones de algunas series de dibujos animados.

Título: 365 pingüinos
Autores: Jean-Luc Fromental y Joëlle Jolivet
Editorial Kókinos
Precio: 15€

Edad: A partir de 4 años

1 comentario:

Un profe cualquiera... dijo...

En cada post que haces me dan ganas de salir corriendo y comprar el libro. Voy a ver si en la biblioteca pública encuentro alguno. Me encanta tu blog.

yotambiensoyprofesor.blogspot.com